Farkas
Medalla5 Medalla4 Medalla3 Medalla2 Medalla1
en 2015-04-17 15:18:53 UTC

como es la wea!!!!!!!

Sidebar fb Compartir en Facebook
Sidebar tw Compartir en Twitter
Post share link URL:
Medalla5 Medalla4 Medalla3 Medalla2 Medalla1
en 2015-04-17 15:17:16 UTC

Sidebar fb Compartir en Facebook
Sidebar tw Compartir en Twitter
Post share link URL:
Medalla5 Medalla4 Medalla3 Medalla2 Medalla1
en 2015-04-17 15:25:20 UTC

LA CRUDA VERDAD DE LA QUE SE ENTERAN MUCHOS NIÑOS EN CHILE

Sidebar fb Compartir en Facebook
Sidebar tw Compartir en Twitter
Post share link URL:
en 2015-04-17 16:16:50 UTC

  • Mati, dime la verdad... ¿Voh te volai?
  • ¿A qué querí llegar viejo?
  • No te hagai el hueón Matías, ¿Hace cuánto que nos conocemos tú y yo? No me vayai a decir que después de todo ese tiempo aún no confías en mí.
  • ¿Cómo que “hace cuánto nos conocemos”? Eres mi papá po, o sea, la pregunta culiá…
  • Ya, no me cambies de tema y respóndeme… ¿Voh te drogai sí o no?
  • No viejo, te lo digo siempre cuando me ofreces, no, no me drogo.
  • Menos mal Mati hueón, menos mal, actualmente la juventud está muy rancia.
  • ¿La juventud?
  • ¡Pero claro! ¡Los cabros de hoy no tienen límites y prueban cualquier hueá que les pongan por delante, y eso no puede ser!
  • ¿En serio pensai así viejo? Me sorprende gratamente ver que eres consciente de los males de la sociedad…
  • ¡Pero claro que soy consciente po Mati hueón! Fíjate que el lunes pasado, a eso de las dos de la tarde, venía caminando curao por el medio de la calle, intentando pasar piola porque andaba con la tremenda mancha de vómito en la camisa, y vi a dos lolitos fondeados detrás del kiosko de la señora Pepa fumándose un paraguayo demasiado grande como para ellos solos, así que fui a pedirles que me convidaran.
  • Puta la hueá viejo…
  • Buena onda los cabros, nada de egoístas, me dieron unas quemadas al tiro y después armaron otro. Yo les dije “chiquillos, ¿Para qué van a ir a clases? Compremos una garrafa, vamos a mi casa y rematamos los caños que les quedan”, pero estos pendejos no querían trago, ¡No señor! Querían algo más… Ahí fue cuando descubrí que eran súper rancios los hueones, rancios rancios rancios…
  • ¿Cómo es eso?
  • Mira Matías, aunque no lo creas déjame decirte que yo no soy un hueón cartucho, en mis carretes he visto a hueones fumar de todo, meterse hueás por la nariz, por la boca, por los brazos y hasta por el chico, pero nunca Mati hueón, nunca nunca, había visto a alguien volarse por los ojos…
  • ¿De qué hueá estay hablando viejo?
  • ¡Eso po Matías! Estos mocosos reventados, no conformes con todo lo que fumaron, sacaron un frasquito blanco que tenía como un líquido transparente dentro y, como si nada, comenzaron a tirarse unas gotitas en ambos ojos, ¡Matías por Dios, eran sólo unos lolitos y se estaban drogando por los ojos frente a mí!
  • Pero viejo, no cachai na´…
  • ¿Cómo que no cacho? Claro que cacho po, si les pedí que me convidaran un poco para ver de qué se trataba, les pregunté qué era y me respondieron “Wladimir”, o algo así, ese debe ser el nombre que le pusieron en la calle a esa maldita droga.
  • Viejo, escuchaste mal de puro curao, tu supuesta droga no se llama “Wladimir”, sino “Clarimir”, ¡Y no es para volarse papá por la chucha, es para quitarse el rojo de los ojos!
  • ¿Y qué sabí voh Mati hueón? Si yo la probé po, ¡Yo, no voh! Y apenas me eché me comencé a sentir extraño, tanto así que, al intentar ponerme de pie, me vino un mareo repentino que casi me mandó al suelo de hocico y, del puro susto, me cagué… sí, así tal cual, me cagué entero Matías, y todo por culpa de esa sustancia desconocida. Fue tanta la hediondez que a los cabros se les pasó toda la volá y salieron corriendo quién sabe con qué destino… Pero no importa, la vida es corta y más temprano que tarde tenía que abrir las puertas de la percepción.
  • Viejo, si te cagaste fue de chancho, eso te pasa por andar curao tan temprano, así que puta, una vez más te pediré que te comportes, ya no estás en edad para esos trotes.
  • Tienes razón Matías… esta vez tienes razón.
  • Gracias por escucharme papá, a veces los jóvenes le achuntamos a lo que decimos, sólo es cosa de prestarnos oreja.
  • Así será desde hoy en adelante hijo… y Mati, aprovechando que eres joven, ¿Puedo preguntarte algo?
  • Sí obvio, ¿Qué cosa?
  • ¿No tení mano pa unos Wladimir? Como que ando angustiao últimamente y el cuerpo me lo está pidiendo, ¡Tú cachai po perro!
Sidebar fb Compartir en Facebook
Sidebar tw Compartir en Twitter
Post share link URL:
Medalla4 Medalla3 Medalla2 Medalla1
en 2015-04-15 06:53:25 UTC

Sidebar fb Compartir en Facebook
Sidebar tw Compartir en Twitter
Post share link URL:
Medalla5 Medalla4 Medalla3 Medalla2 Medalla1
en 2015-04-17 15:31:23 UTC

los picassos

Sidebar fb Compartir en Facebook
Sidebar tw Compartir en Twitter
Post share link URL:
Medalla5 Medalla4 Medalla3 Medalla2 Medalla1
en 2015-04-17 16:21:16 UTC

cuando le digo la verdad sobre su físico

Sidebar fb Compartir en Facebook
Sidebar tw Compartir en Twitter
Post share link URL:
Medalla5 Medalla4 Medalla3 Medalla2 Medalla1
en 2015-04-17 14:55:11 UTC

Sidebar fb Compartir en Facebook
Sidebar tw Compartir en Twitter
Post share link URL:
Medalla4 Medalla3 Medalla2 Medalla1
en 2015-04-15 06:42:30 UTC

Sidebar fb Compartir en Facebook
Sidebar tw Compartir en Twitter
Post share link URL:
Medalla5 Medalla4 Medalla3 Medalla2 Medalla1
en 2015-04-17 14:49:16 UTC

la wea kawaii

Sidebar fb Compartir en Facebook
Sidebar tw Compartir en Twitter
Post share link URL:

Cargando...